Blog de LARELXIONECONARIAS

LA ETICA Y MORAL

Escrito por LARELXIONECONARIAS 18-05-2018 en ETICA Y MORAL. Comentarios (0)

En contexto filosófico, la ética y la moral tienen diferentes significados. La ética está relacionada con el estudio fundamentado de los valores morales que guían el comportamiento humano en la sociedad, mientras que la moral son las costumbres, normas, tabúes y convenios establecidos por cada sociedad.

Estos términos tienen diferente origen etimológico. La palabra "ética" viene del griego "ethos" que significa "forma de ser" o "carácter". La palabra "moral" viene de la palabra latina "morales", que significa "relativo a las costumbres".

La ética es un conjunto de conocimientos derivados de la investigación de la conducta humana al tratar de explicar las reglas morales de manera racional, fundamentada, científica y teórica. Es una reflexión sobre la moral.

La moral es el conjunto de reglas que se aplican en la vida cotidiana y todos los ciudadanos las utilizan continuamente. Estas normas guían a cada individuo, orientando sus acciones y sus juicios sobre lo que es moral o inmoral, correcto o incorrecto, bueno o malo.

En un sentido práctico, el propósito de la ética y la moral es muy similar. Ambas son responsables de la construcción de la base que guiará la conducta del hombre, determinando su carácter, su altruismo y sus virtudes, y de enseñar la mejor manera de actuar y comportarse en sociedad.

La moral o moralidad (del latín moas, morís, ‘costumbre’ y de ahí morales 'relativo a los usos y costumbres') son las reglas, posicionamientos, normas o consensos por las que se rige y juzga el comportamiento o la conducta de un ser humano en una sociedad (normas sociales). En ese enfoque lo que forma parte del comportamiento moral está sujeto a ciertas convenciones sociales y no forman un conjunto universalmente compartidos. Por otra parte la mayor parte de las sociedades humanas parecen compartir un núcleo de consensos sobre la in aceptabilidad de ciertas conductas, amplia mente rechazadas (entre ellas la mentira ventajosa, el causar grandes daños a personas inocentes o desvalidas, etc.)

Otra perspectiva la define como el conocimiento de lo que el ser humano debe hacer y/o evitar para conservar estabilidad social.

Una de las diferencias principales es que mientras la moral dicta normas y criterios de actuación, la ética trata de fundamentar racionalmente dichas normas. Por ejemplo, sería moral estudiar la ESO, porque es una enseñanza obligatoria, mientras que es ético porque la enseñanza sirve para que el individuo se forme y tenga un futuro.

Para resumir la diferencia entre ética y moral, podemos decir que la ética son   tipos de comportamiento, ya sean correctos o incorrectos. Mientras que la moral establece las normas que permiten determinar si el comportamiento ha sido correcto o no. provechoso.

                                                       

                                                   


ETICA PARA AMADOR ANALISIS Y RESUMEN DE CAPITULO I A VI

Escrito por LARELXIONECONARIAS 16-03-2018 en LIBRO. Comentarios (0)

Introducción:

Ética para Amador, de Fernando Sarvater, se escribe en el marco de que cuales son las conductas que debería yo seguir en la vida basados en la ética y la moral, según la experiencia de vida del autor, relato que le entrega a su hijo, y que trata de clarificar todas las acciones a través de ejemplos, graficando cada vez que se colocaba en juego la ética, en este trabajo se logra ver un resumen y análisis por capítulo, intento recabar la información más relevante. Los temas tratados en el libro nos da la facilidad de llevar a la realidad del quehacer profesional, ya que podemos asociar varios dilemas éticos que quizás en unos años más día a día nos veremos enfrentados en nuestra profesión, el respeto sobre el ser humano, la empatía y ante todo el respeto por los derechos humanos asi que en el desarrollo dejare un breve resumen de cada capitulo después de haber contestado peguntas sobre este libro tan intersante.

Capítulo I

DE QUÉ VA LA ÉTICA

Resumen

A lo largo de la historia, el hombre ha ido estudiando ya sea por simple interés, por necesidad o para obtener algún beneficio con este aprendizaje, por ejemplo adquirir un puesto y ganarse con él la vida, pero también ha podido vivir prescindiendo de éstos conocimientos, no obstante entre todos los saberes existe uno al menos imprescindible; el que ciertas cosas nos convienen y otras no, distinguir entre lo bueno y lo malo, distinguir entre lo caliente y lo que quema, el hombre a diferencia de los animales es LIBRE de decidir cómo responder frente a lo que nos pasa de tal o cual modo (razonar), decir <sí> o <no>, escoger, no así los animales, los cuales actúan por instinto, haciendo lo que están naturalmente programados a hacer.

Análisis

En este primer capítulo el autor explica, que el hombre no puede hacer todo lo que quiera, lo que sí puede hacer es decidir sobre hacer una cosa u otra y al tener que tomar una decisión, se nos plantean varias posibilidades. Las personas no somos libres de elegir lo que nos pasa, sino de responder de una forma u otra a lo que nos pasa. El autor compara al hombre con algunos animales para decirnos que al menos nosotros podemos inventar y elegir en “parte” nuestra forma de vida, pues los animales no tienen esa libertad, y hacen las cosas por instinto, porque están programados para esa tarea y no lo pueden cambiar. Hubiese sido extraño, pero no imposible, por ejemplo, que el guerrero Héctor hubiese dicho que no quería luchar, a pesar de la educación que había recibido y es por esta facultad de pensar que tiene el hombre, que lo hace actuar de una determinada manera, dejándose llevar por el colectivo, por las normas,  por los valores, por la ética.

Capítulo II

ÓRDENES, COSTUMBRES Y CAPRICHOS

Resumen

La mayoría de nuestro actuar es llevado de manera automática, sin preguntarnos si lo hacemos o no, por ejemplo al caminar no nos cuestionamos que pie movemos primero y cuál después, simplemente caminamos, actuamos instintivamente aunque a veces nos preguntemos, porque lo hacemos. Nuestro comportamiento está determinado por tres tipos de motivaciones, las órdenes, las costumbres y los caprichos, las primeras, se imponen, yo te mando a que hagas tal o cual cosa,  las segundas, es lo que estás habituado a hacer, y finalmente, los caprichos, no tienen un motivo, actúas de tal manera porque simplemente así lo quieres. Estos tres tipos de motivaciones, órdenes, costumbres y caprichos, actúan de forma simultánea en nuestra vida, no así con la misma fuerza.

Análisis

Muchas veces se nos plantean situaciones en las que tenemos que elegir, hacer una cosa en vez de otra, tomar la decisión más correcta, aunque no siempre deseemos hacerlo, y además muchas de esas veces no son como nosotros quisiéramos, pues no podemos disponer siempre de los factores de nuestro entorno o del resto de las personas, que son variables al momento de elegir. Como dice en el libro: “no elegimos el acontecimiento, pero si como enfrentarlo”, tenemos herramientas dentro de nuestros valores para poder saber cómo actuar en distintas circunstancias. Cada motivo, responde a una necesidad diferente.

Capítulo III

HAZ LO QUE QUIERAS

Resumen

En ocasiones importantes o cuando se toma en serio lo que se va a hacer, todas las motivaciones anteriormente nombradas, órdenes, costumbres y caprichos, no bastan, hay cosas que por más que se hagan por costumbre siguen siendo inaceptables, todo esto tiene que ver con la libertad, decir <sí> o <no>, lo hago o no, pero también tiene que ver con decidir, y darse cuenta que se está decidiendo, lo más opuesto a dejarse llevar, pensar al menos dos veces lo que vas a hacer,  primero el motivo de la acción, y después pensarlo una segunda vez y replantearnos la pregunta porque puede que cambiemos de opinión. Esto ocurre con las costumbres, a veces decimos que actuamos así porque es costumbre; pero puede que pensarlo por segunda vez nos cuestionemos por qué tenemos que hacer siempre lo que suele hacerse. Al igual pasa con los caprichos, pues reflexionamos más las cosas. La palabra moral tiene que ver con las costumbres y con las órdenes, pero hay costumbres y órdenes que pueden ser malas o inmorales. Si queremos profundizar en la moral verdadera y aprender a emplear la libertad que tenemos, hay que olvidar las órdenes, caprichos y costumbres.

Análisis

Todo nuestro hacer con libertad debe ser mediado por la prudencia, viendo lo beneficioso y lo malo en nuestro actuar, en el capítulo menciona que los caprichos los debemos abordarlos con precaución, pues son manejados por la impulsividad de cada uno, lo que nos da pauta para hacer lo que queremos en el momento, no obstante, en algunas oportunidades es mejor pensar las cosas, analizar sus puntos para poder tomar la mejor decisión, creyendo que todo esto se va aprendiendo con el tiempo, el saber con que enfrentar mejor las dificultades si con costumbres u órdenes. En conclusión, puede que haya órdenes, costumbres y caprichos que sean motivos adecuados para obrar, pero en otros casos no tiene porque ser así, por lo que nunca una acción es buena sólo por ser una orden, una COSTUMBRE o un capricho.

Capítulo IV

DATE LA BUENA VIDA

Resumen

Haz lo que quieras, lema fundamental de la ética, nos invita a dejarnos de órdenes, costumbres y caprichos y plantearnos las cosas desde dentro de nosotros mismos, de emplear mejor tu libertad, desde la libertad misma, pues lo queramos o no, somos libres. La aparente contradicción de la frase <<Haz lo que quieras>> parece ser el reflejo del problema esencial de la libertad, pues al saber que no somos libres de ser libres, no tenemos más que remedio que serlo. Sin embargo, el real mensaje de la frase <<Haz lo que quieras>> es a darte la buena vida, no debemos confundirlo con hacer lo que nos venga en gana sino que no es más que el intento RACIONAL de averiguar cómo vivir mejor (ética). En conclusión lo que queremos es “darnos la buena vida” (pero humana y racional) relacionándonos con otras personas y tratarlos como humanos, pues el hombre no es solamente una realidad natural, sino que también cultural. No hay humanidad sin aprendizaje cultural, y sin la base de toda cultura, el lenguaje, que no es sino la creación cultural que heredamos y aprendemos de otros hombres.

Análisis

Darte la buena vida en este contexto significa que debes tomar las decisiones por tu cuenta, mediante tu propia libertad. Siendo capaz de decidir entre lo que pronto nos apetece (hoy-ahora) y lo que en el fondo queremos En este capítulo cuestiono la forma de ver del autor el que manifiesta que mi libertad no debo ponerla al servicio de otros, por buenos que sean, sino que debo ver el uso de la propia, pero creo que como terapeutas de la comunicación, tenemos sujeta nuestra voluntad a la de otros, reflejada a la atención y al ayudar al que lo necesita. Debemos entender que la buena vida humana no sólo depende de nosotros sino que de la buena vida entre humanos, y queremos ser tratados como tales es por eso que DARSE la buena vida no debe ser muy diferente a DAR la buena vida.

Capítulo V

¡DESPIERTA, BABY!

Resumen

En el capítulo anterior, queda bastante claro que es lo que queremos (darnos la buena vida), no así en qué consiste eso de la buena vida. No es algo simple, pues la vida está llena de complicaciones, no parece bueno desechar el dinero, ni buscarlo por encima de todo, pues esto último puede llevar a ver a las personas como cosas, y como las personas no somos puras cosas, necesitamos cosas que las “cosas” no tienen, y al tratar a las personas como personas y no como a cosas (es decir, al tomar en cuenta lo que quieren o lo que necesitan y no sólo lo que puedo obtener de ellas) estaremos haciendo posible la retroalimentación que sólo una persona puede darle a otra: amistad, respeto y amor.

Análisis

Debemos hacer lo que verdaderamente nos hace bien darnos la buena vida, no es que queramos lo que nos apetece en el momento sino que DEBEMOS querer lo que sabemos que, con el pasar del tiempo, nos hará bien. En esta vida todo son complicaciones y quien busca simplicidades nunca llega a ser nada por sí mismo. Cuando estamos obsesionados por las cosas materiales nos perdemos y no nos damos cuenta que lo que de verdad en esta vida nos hace falta es lo que las personas nos pueden dar. Debemos actuar haciendo el bien por conciencia, ser auténticos en nuestros sentimientos nos sirve para ser buenos brindando amor y entrega en nuestro tratamiento como terapeutas, como seres que nos preocupa el otro. Esto también nos hace libres.

Capítulo VI

APARECE PEPITO GRILLO

Resumen

La única obligación que tenemos en esta vida es no ser imbéciles (moralmente).  Existen varias clases de imbéciles, el que a todo le da igual, el que cree que lo tiene todo, el que no sabe lo que quiere y no se molesta en averiguarlo, el que sabe lo que quiere y como conseguirlo pero lo deja para mañana porque no tiene la fuerza de voluntad necesaria para conseguirlo, y finalmente, el que hace lo que quiere pero con tal barbaridad que ya pierde la noción de lo que es bueno o malo para él. Todos estos tipos de imbecilidades necesitan apoyo externo que no tiene nada que ver con la libertad o la reflexión propia. Lo contrario de ser moralmente imbécil, es tener conciencia, y esta está determinada por cualidades innatas, ciertos requisitos sociales y económicos, consiste en saber que no todo da igual, darte cuenta de que lo que hacemos verdaderamente nos conviene, saber que como acto reflejo debemos rechazar lo que sabemos que no nos hace bien y renunciar coartadas que disimulen que somos culpables de nuestros actos.

Análisis

Las personas que nos son tratadas como humanos lo más probable que tampoco actúen como tal. Uno puede ser menos astuto para algunas características como para una materia, pero no debe serlo para lo moral, lo que nos guía nuestro actuar, lo que incluye la ética. Gracias a la conciencia que poseemos, es que podemos sentir remordimiento, porque tenemos una libertad para sentir culpa por un acto inmoral o éticamente incorrecto. Somos responsables de nuestros actos, por ende de las consecuencias de estos. Algunas veces teniendo la suerte de arreglar nuestros errores y aprovechar lo bueno lo máximo posible. Desde que existe la humanidad que se ha visto enfrentada a distintas adversidades y el ser humanos ha tenido que saber solucionar y enfrentar los problemas, todo esto con perseverancia y coraje, virtudes que han ido aportando en  la formación del ser desde sus inicios y sus distintos pasos por la historia.

Conclusión:

No siempre se puede ser acertado en nuestras decisiones, pero gracias a las experiencias previas que vamos acumulando en nuestras vidas podemos ir resolviendo problemas con mayor facilidad y manejo ante diversas situaciones. A su vez el trato al otro siempre debe ser en base a una virtud, al igual que lo hablado en clases, se debe hacer la beneficencia y la no maleficencia, ya que es una ética propia de cada ser humano, incluso si no fuésemos terapeutas de la comunicación, todos debemos un respeto al otro, una entrega en nuestro actuar, siempre buscando el bien para el resto y para mí mismo. Dentro de los planteamientos de Sarvater me gusto mucho una frase que decía que no importa las retribuciones del resto por nuestro buen actuar, sino que importaba más que todo nuestra propia gratificaciones y que nadie mejor que nosotros mismos éramos nuestros seguidores. También concuerdo con el autor sobre no hacer lo que no me gustaría que me hicieran, ya que debemos obrar en el bien, y no me gustaría ser parte del mal de otros. Debemos entendernos y cuidarnos a nosotros mismos para hacerlo con los demás, de lo contrario jamás encontraremos un equilibrio.


PLAGIO

Escrito por LARELXIONECONARIAS 13-02-2018 en reflexion etica. Comentarios (0)

¿Qué es el plagio?

El plagio es usar el trabajo, las ideas, o las palabras de otra persona como si fueran propias, sin acreditar de manera explícita de donde proviene la información. La información ajena es propiedad de otra persona (como lo es un coche o cualquier otra cosa que poseemos), independientemente de que sea gratis o no, o de la forma en que hayamos accedido a ella (en Internet, una revista, un libro). Nuestras palabras nos pertenecen y no pueden utilizarse sin nuestro permiso. Por eso, el plagio es una infracción del derecho de autor sobre una obra de cualquier tipo, que se produce mediante la copia de la misma, sin autorización de la persona que la creó o que es dueña o que posee los derechos de dicha obra, y su presentación como obra original.

¿Qué elementos caracterizan al plagio?

·  La copia total o parcial no autorizada de una obra ajena.

·  La presentación de una obra ajena como propia, suplantando al autor verdadero

 ¿Cuándo se realiza un acto de plagio?

Cuando se divulga, publica y reproduce una obra a nombre de un autor distinto del verdadero. Se atentan los derechos morales y patrimoniales del autor, pues se usurpa su autoría y se defraudan sus intereses económicos.

¿Qué obras pueden ser objeto de plagio?

·  Podrá ser una obra literaria, científica o artística como:

·  Los libros, folletos, impresos, escritos, informes, conferencias…

·  Composiciones musicales, con o sin letra.

·  Obras dramáticas, musicales, coreografías y, en general teatrales.

·  Obras cinematográficas y audiovisuales, obras multimedia, obras fotográficas.

·  Escultura, pintura, dibujos… y demás obras plásticas.

·  Obras arquitectónicas y de ingeniería.

·  Programas de ordenador y bases de datos.

·  Formas de dibujos, signos, modelos, patentes, marcas, lemas y frases divulgatorias de objetos producidos por las artes industriales.

·  Y las obras derivadas de las originales, como las traducciones, adaptaciones, revisiones, compendios, arreglos musicales, entre otras.

 Serían casos de plagio, por ejemplo…

·  Copiar una obra y presentarla como propia, independientemente de que la copia sea total o parcial. Si la obra está protegida por el Derecho de Autor, no será relevante si se ha copiado mucho o poco de ella para que exista plagio.

·  Reproducir un texto en mi trabajo sin hacer referencia a su autor.

·  Incluir frases, párrafos o ideas de otros en nuestros escritos, sin citar su procedencia o autor.

·  Copiar párrafos o frases de sentencias sin señalar su procedencia.

·  Parafrasear de forma inaceptable un texto o una idea, sin citar su autor.

·  Comprar un trabajo a otro, al que se le llama “negro”, y presentarlo como propio.

·  Presentar un trabajo nuestro ya utilizado: hablamos de “autoplagio”.

·  Copiar cualquier obra multimedia (audio, vídeo, Webs…), música, gráficos, sin citar al autor.

 ¿Por qué es delito “plagiar”?

Porque la Ley de Propiedad Intelectual reconoce al autor:

El derecho irrenunciable e inalienable de exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra (Art.14.3)

El ejercicio exclusivo de los derechos de explotación, como la reproducción de la obra, que no puede realizarse sin su autorización (Art.17)

Las acciones judiciales para reclamar la indemnización por los daños materiales y morales ocasionados por el acto infractor (Art.138)

Y el Art. 270.1 del Código Penal incluye el plagio como un delito contra la propiedad intelectual, cuando se realice ”sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios”.

 ¿Cuándo no hay plagio?

·  Cuando expresamos o presentamos ideas y trabajos originales.

·  Cuando divulgamos y reproducimos conocimiento público.

·  Cuando presentamos los resultados de una investigación original.


juicio y dilema moral.

Escrito por LARELXIONECONARIAS 11-02-2018 en reflexion etica. Comentarios (0)

Cuantos duermen tranquilos durante la noche? ¿Quienes están libres de remordimientos? ¿Quienes tienen sus almas en paz? ...Quizá para pocos poseer una conciencia liviana, representa tranquilidad, equilibrio y una vida feliz, en cambio para muchos otros, es simplemente  una cuestión de comodidad económica y otro tipo de intereses... Conciencia se refiere al juicio moral, es decir, la capacidad que nos indica qué está bien o mal. En el ámbito psicológico, la conciencia se entiende como la esquematización presente de la realidad, tanto interior como exterior al individuo, y de unas valorizaciones asociadas a los elementos constitutivos de esa realidad. La conciencia es el acto psíquico mediante el cual una persona se percibe a sí misma en el mundo. Por otra parte, la conciencia es una propiedad del espíritu humano que permite reconocerse en los atributos esenciales. La filosofía considera que la conciencia es la facultad humana para decidir acciones y hacerse responsable de las consecuencias de acuerdo a la concepción del bien y del mal. De esta manera, la conciencia sería un concepto moral que pertenece al ámbito de la ética.  Si una persona no tiene conciencia, se encuentra desconectada de la realidad y no percibe lo actuado. Si la conciencia de un individuo funciona del modo “adecuado”, las valoraciones que éste hará sobre su realidad serán claras y le permitirán llevar una vida estable; si por el contrario, dado que ha padecido determinadas situaciones traumáticas, puede que su manera de entender en entorno no sea lúcida y, por ende, tome decisiones que causarán desajustes en su entorno. . Siempre ha sido reelevante  que la moral y la etica estén presentes en toda sociedad, puesto que el hombre  naturalmente tiene la tendencia de hacer el bien y evitar el mal, y Experimenta, a la vez, respeto al deber, y por ende, aprecia la conducta buena y menosprecia la conducta mala. Frente a este drama del hombre contemporáneo, el Papa Juan Pablo II recuerda en su discurso a los jóvenes en Varsovia: "Al hombre hay que medirlo con la medida de su conciencia". Dependerá entonces de los actos, del conjunto de sentimientos, creencias, ideas y juicios que nos inducen a distinguir entre lo que es "bueno" y lo que es "malo",  permitiendo reconocer  al hombre integral en valores, libre, justo y equilibrado. "Conciencia: Recipiente infinito que contiene, sin identificarse con ellos, todos los pensamientos, sentimiento y deseos" y en cambio siento que Un dilema moral es una narración breve en la que se plantea una situación problemática que presenta un conflicto de valores, ya que el problema moral que exponen tiene varias soluciones posibles que entran en conflicto unas con otras. Esta dificultad para elegir una conducta obliga a un razonamiento moral sobre los valores que están en juego, exigiendo una reflexión sobre el grado de importancia que damos a nuestros valores.

Un ejemplo de dilema moral lo tenemos en el siguiente caso, bastante frecuente en la vida de todo estudiante:

 En la clase se ha roto el cristal de una ventana, como consecuencia de la mala conducta de un alumno. El profesor pregunta quién ha sido, diciendo que si el culpable no aparece toda la clase tendrá que pagar su reparación, además de sufrir otros castigos. Un grupo de alumnos sabe quién es el responsable, pero deciden no decir nada, porque el alumno causante del problema es amigo de ellos, y no quieren ser acusados de “chivatos” ni “traidores”. Además, quieren evitarse los problemas y molestias que les causaría su confesión.En consecuencia, toda la clase es castigada. ¿Ves correcta la conducta de esos alumnos? ¿Tú qué harías en un caso similar?

Los dilemas morales son un excelente recurso para formar el criterio ético en los alumnos, a la vez que les ayudan a tomar conciencia de su jerarquía de valores. Al proponerles la resolución de un caso práctico, que con frecuencia podría ocurrirles –o les ha ocurrido– a ellos, la discusión de dilemas es más motivadora y estimulante que la mera exposición de principios éticos teóricos.