Blog de LARELXIONECONARIAS

PLAGIO

Escrito por LARELXIONECONARIAS 13-02-2018 en reflexion etica. Comentarios (0)

¿Qué es el plagio?

El plagio es usar el trabajo, las ideas, o las palabras de otra persona como si fueran propias, sin acreditar de manera explícita de donde proviene la información. La información ajena es propiedad de otra persona (como lo es un coche o cualquier otra cosa que poseemos), independientemente de que sea gratis o no, o de la forma en que hayamos accedido a ella (en Internet, una revista, un libro). Nuestras palabras nos pertenecen y no pueden utilizarse sin nuestro permiso. Por eso, el plagio es una infracción del derecho de autor sobre una obra de cualquier tipo, que se produce mediante la copia de la misma, sin autorización de la persona que la creó o que es dueña o que posee los derechos de dicha obra, y su presentación como obra original.

¿Qué elementos caracterizan al plagio?

·  La copia total o parcial no autorizada de una obra ajena.

·  La presentación de una obra ajena como propia, suplantando al autor verdadero

 ¿Cuándo se realiza un acto de plagio?

Cuando se divulga, publica y reproduce una obra a nombre de un autor distinto del verdadero. Se atentan los derechos morales y patrimoniales del autor, pues se usurpa su autoría y se defraudan sus intereses económicos.

¿Qué obras pueden ser objeto de plagio?

·  Podrá ser una obra literaria, científica o artística como:

·  Los libros, folletos, impresos, escritos, informes, conferencias…

·  Composiciones musicales, con o sin letra.

·  Obras dramáticas, musicales, coreografías y, en general teatrales.

·  Obras cinematográficas y audiovisuales, obras multimedia, obras fotográficas.

·  Escultura, pintura, dibujos… y demás obras plásticas.

·  Obras arquitectónicas y de ingeniería.

·  Programas de ordenador y bases de datos.

·  Formas de dibujos, signos, modelos, patentes, marcas, lemas y frases divulgatorias de objetos producidos por las artes industriales.

·  Y las obras derivadas de las originales, como las traducciones, adaptaciones, revisiones, compendios, arreglos musicales, entre otras.

 Serían casos de plagio, por ejemplo…

·  Copiar una obra y presentarla como propia, independientemente de que la copia sea total o parcial. Si la obra está protegida por el Derecho de Autor, no será relevante si se ha copiado mucho o poco de ella para que exista plagio.

·  Reproducir un texto en mi trabajo sin hacer referencia a su autor.

·  Incluir frases, párrafos o ideas de otros en nuestros escritos, sin citar su procedencia o autor.

·  Copiar párrafos o frases de sentencias sin señalar su procedencia.

·  Parafrasear de forma inaceptable un texto o una idea, sin citar su autor.

·  Comprar un trabajo a otro, al que se le llama “negro”, y presentarlo como propio.

·  Presentar un trabajo nuestro ya utilizado: hablamos de “autoplagio”.

·  Copiar cualquier obra multimedia (audio, vídeo, Webs…), música, gráficos, sin citar al autor.

 ¿Por qué es delito “plagiar”?

Porque la Ley de Propiedad Intelectual reconoce al autor:

El derecho irrenunciable e inalienable de exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra (Art.14.3)

El ejercicio exclusivo de los derechos de explotación, como la reproducción de la obra, que no puede realizarse sin su autorización (Art.17)

Las acciones judiciales para reclamar la indemnización por los daños materiales y morales ocasionados por el acto infractor (Art.138)

Y el Art. 270.1 del Código Penal incluye el plagio como un delito contra la propiedad intelectual, cuando se realice ”sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios”.

 ¿Cuándo no hay plagio?

·  Cuando expresamos o presentamos ideas y trabajos originales.

·  Cuando divulgamos y reproducimos conocimiento público.

·  Cuando presentamos los resultados de una investigación original.


juicio y dilema moral.

Escrito por LARELXIONECONARIAS 11-02-2018 en reflexion etica. Comentarios (0)

Cuantos duermen tranquilos durante la noche? ¿Quienes están libres de remordimientos? ¿Quienes tienen sus almas en paz? ...Quizá para pocos poseer una conciencia liviana, representa tranquilidad, equilibrio y una vida feliz, en cambio para muchos otros, es simplemente  una cuestión de comodidad económica y otro tipo de intereses... Conciencia se refiere al juicio moral, es decir, la capacidad que nos indica qué está bien o mal. En el ámbito psicológico, la conciencia se entiende como la esquematización presente de la realidad, tanto interior como exterior al individuo, y de unas valorizaciones asociadas a los elementos constitutivos de esa realidad. La conciencia es el acto psíquico mediante el cual una persona se percibe a sí misma en el mundo. Por otra parte, la conciencia es una propiedad del espíritu humano que permite reconocerse en los atributos esenciales. La filosofía considera que la conciencia es la facultad humana para decidir acciones y hacerse responsable de las consecuencias de acuerdo a la concepción del bien y del mal. De esta manera, la conciencia sería un concepto moral que pertenece al ámbito de la ética.  Si una persona no tiene conciencia, se encuentra desconectada de la realidad y no percibe lo actuado. Si la conciencia de un individuo funciona del modo “adecuado”, las valoraciones que éste hará sobre su realidad serán claras y le permitirán llevar una vida estable; si por el contrario, dado que ha padecido determinadas situaciones traumáticas, puede que su manera de entender en entorno no sea lúcida y, por ende, tome decisiones que causarán desajustes en su entorno. . Siempre ha sido reelevante  que la moral y la etica estén presentes en toda sociedad, puesto que el hombre  naturalmente tiene la tendencia de hacer el bien y evitar el mal, y Experimenta, a la vez, respeto al deber, y por ende, aprecia la conducta buena y menosprecia la conducta mala. Frente a este drama del hombre contemporáneo, el Papa Juan Pablo II recuerda en su discurso a los jóvenes en Varsovia: "Al hombre hay que medirlo con la medida de su conciencia". Dependerá entonces de los actos, del conjunto de sentimientos, creencias, ideas y juicios que nos inducen a distinguir entre lo que es "bueno" y lo que es "malo",  permitiendo reconocer  al hombre integral en valores, libre, justo y equilibrado. "Conciencia: Recipiente infinito que contiene, sin identificarse con ellos, todos los pensamientos, sentimiento y deseos" y en cambio siento que Un dilema moral es una narración breve en la que se plantea una situación problemática que presenta un conflicto de valores, ya que el problema moral que exponen tiene varias soluciones posibles que entran en conflicto unas con otras. Esta dificultad para elegir una conducta obliga a un razonamiento moral sobre los valores que están en juego, exigiendo una reflexión sobre el grado de importancia que damos a nuestros valores.

Un ejemplo de dilema moral lo tenemos en el siguiente caso, bastante frecuente en la vida de todo estudiante:

 En la clase se ha roto el cristal de una ventana, como consecuencia de la mala conducta de un alumno. El profesor pregunta quién ha sido, diciendo que si el culpable no aparece toda la clase tendrá que pagar su reparación, además de sufrir otros castigos. Un grupo de alumnos sabe quién es el responsable, pero deciden no decir nada, porque el alumno causante del problema es amigo de ellos, y no quieren ser acusados de “chivatos” ni “traidores”. Además, quieren evitarse los problemas y molestias que les causaría su confesión.En consecuencia, toda la clase es castigada. ¿Ves correcta la conducta de esos alumnos? ¿Tú qué harías en un caso similar?

Los dilemas morales son un excelente recurso para formar el criterio ético en los alumnos, a la vez que les ayudan a tomar conciencia de su jerarquía de valores. Al proponerles la resolución de un caso práctico, que con frecuencia podría ocurrirles –o les ha ocurrido– a ellos, la discusión de dilemas es más motivadora y estimulante que la mera exposición de principios éticos teóricos.